dijous, 28 de novembre de 2013

REGENERACIÓ DEMOCRÁTICA I REFORMA CONSTITUCIONAL

  Dissabte passat vaig intervenir juntament amb Ramón Jáuregui al debat que, sota el nom 'Regeneració democràtica i reforma constitucional', va organitzar Esquerra Federal a L'Hospitalet.

Aquí teniu la meva intervenció:
Vull que les meves primeres paraules siguin per agrair a Federalistes d’Esquerres la invitació que m’heu fet per compartir unes reflexions sobre la necessària regeneració democràtica i el paper que hauria de jugar la reforma constitucional. Una reflexió oportuna, especialment en uns moments tan poc donats a la reflexió serena. 
Mentre celebrem aquest acte, a tota Espanya s’estan produint importants mobilitzacions contra les polítiques antisocials del govern del PP i en defensa del sistema públic de pensions. 

Per veure llegir el text complet fes clic aquí 

divendres, 22 de novembre de 2013

EL AUTOGOLPE DE ESTADO DEL PP


Hace años tuve la oportunidad de poder apoyar la lucha de los trabajadores peruanos y sus sindicatos en defensa de su Seguridad Social pública. Las circunstancias quisieron que mi estancia en Lima se produjera pocos días antes del autogolpe de Estado de Fujimori para perpetuarse en el poder.

Desde entonces, siempre que recuerdo la lucha por la Seguridad Social pública, me viene a la mente su relación con la defensa de las libertades democráticas.
Y eso mismo me ha pasado esta semana, en lo que posiblemente sea uno de los Plenos del Congreso más duros, por la intensidad del ataque a los derechos sociales y democráticos.

En una misma semana, el Congreso aprueba la Ley de recorte de las pensiones, se perpetra un pucherazo en Castilla-La Mancha, que representa la evidencia de que para el PP no hay límites, y se anuncia por parte del Gobierno una nueva Ley de Seguridad Ciudadana y una Ley antihuelga.

Sorprende la poca repercusión que ha tenido la reforma del Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha. Quizás porque la intensidad y diversidad de los obuses lanzados contra las libertades es tal, que la ciudadanía no tiene capacidad suficiente de reacción.

La reforma del Estatuto castellano-manchego  tiene un único contenido: reducir el número de diputados de las Cortes Autonómicas. Y un único objetivo: la perpetuación de Cospedal y el PP en el poder autonómico.

A pesar de los muchos esfuerzos que hicieron los portavoces del PP para presentar su reforma del Estatuto como una medida de austeridad, lo que confirma que el nivel de cinismo y manipulación mediática del PP no tiene límites, en el debate quedó claro que su único objetivo es el control político de su comunidad autónoma por la vía de impedir la presencia de otras fuerzas políticas que no sean PP y PSOE. Cada vez es más evidente que contra el PSOE, el PP vive mejor.

El resultado de esta reforma estatutaria es que todas las fuerzas políticas que no superen el 14% de los votos no tendrán representación en las Cortes Regionales. Conviene recordar que, no hace mucho en una anterior reforma, se aumentó el número de parlamentarios a elegir para facilitar el control de la Cámara. Y que Cospedal, en una decisión de corte mussolianiano, decidió que los parlamentarios autonómicos no cobraran por su trabajo, en una vuelta al sistema del siglo XIX, por el que solo podían ejercer cargos de representación política los caciques, los señoritos o quienes estuvieran a su servicio y en su nómina.

Más allá del contenido concreto de las leyes aprobadas, en la actitud del PP hay  todos los elementos de los regímenes autoritarios con formas democráticas. En otros momentos de la historia española a estas situaciones se les ha llamado Dictablandas. A quienes piensen que abuso del término primoriverista, porque en estos momentos no existe intervención del Ejército, solo quiero recordarles lo que dicen los sociólogos sobre las modernas formas de dominación social. Antaño, el control de las sociedades por los poderosos se realizaba a través del uso de la fuerza, la policía y los ejércitos. Hoy, el control social no requiere de estos mecanismos tan burdos, porque el control social se lleva a cabo a través de la dominación ideológica de las mentes. El papel del ejército en el control social lo desempeñan hoy los  poderes mediáticos. Lo explica de maravilla el profesor Manuel Castells.

Es ese control social el que le permite a Rajoy la reforma de  leyes básicas para el Estado social, como la de pensiones, con el único voto a favor del PP y en contra de todo el resto de partidos, así como de sindicatos, empresarios y organismos consultivos.

Y para poder imponer sin oposición de ningún tipo estas contrarreformas sociales, se pretende registringir el uso de las libertades y los derechos fundamentales. Se trata de impedir la existencia de contrapesos sociales, ignorando que la democracia es sobre todo la existencia de contrapoderes. Por supuesto, presentándolas como medidas necesarias para garantizar la seguridad, la convivencia.

Una sociedad en la que se concentra en una sola mano el control de todos los poderes –legislativo, ejecutivo, judicial, organismos supervisores– y se impide el ejercicio de los derechos fundamentales, se aleja de las condiciones básicas de la democracia. Una sociedad en la que quienes ostentan el poder van cambiando las reglas de juego, las reglas institucionales, para adaptarlas a sus intereses partidarios con el objetivo de mantenerse en el poder, carece de los atributos propios de los sistema democráticos. Por eso me parece que en la semana del 20N se ha cruzado una línea peligrosa para la democracia.

El PP afronta esta segunda parte de la legislatura con un doble objetivo, aparentar una dulcificación de sus políticas económicas en un contexto de aparente y ficticia recuperación y cohesionar a su electorado más derechista con políticas de régimen duro en el terreno de las libertades civiles. En esta línea van las anunciadas reformas de la Ley de aborto, el proyecto de Código Penal  y las anunciadas leyes de Seguridad Ciudadana y antihuelga.

En este contexto, la reforma del Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha, impulsado por la que es la secretaria general del PP, no es una medida más. Es la evidencia de que en España se está materializando un autogolpe de Estado para la perpetuación del PP en las instituciones. Esta semana no he podido dejar de pensar en el Perú de Fujimori.

dilluns, 18 de novembre de 2013

ACABA EL RESCAT, CONTINUA EL SEGREST.


Quan estem arribant a la meitat d’una legislatura marcada per la crisi i una política d’austeritat salvatge i suïcida, sustentada en la majoria absolutista del PP, Rajoy ens comunica que la Troika dóna per acabat el rescat del sistema financer espanyol.

El que no ens diuen és que el segrest de la nostra sobirania continua en peu.  Bé, no ens ho diuen directament, però sí implícitament, quan la Comissió Europea exigeix  una nova retallada del dèficit públic de 37.000 milions d'euros d'aquí al 2016. Una quantitat sorprenentment molt  semblant a l'estalvi que pretén el govern del PP amb la retallada de pensions.

La sobirania "nacional" continua segrestada pels  mercats financers i per institucions ademocràtiques com la Troika (FMI, BCE i Comissió Europea). Un segrest iniciat amb  la reforma de l'article 135 de la CE, pactat amb urgència i sense  cap participació ciutadana pel PSOE i el PP, i que s'ha consumat durant aquesta legislatura amb la Llei d'estabilitat pressupostària votada també per CiU, i els successius pressupostos aprovats a Espanya o prorrogats a Catalunya.

La reforma de l'article 135 va suposar la constitucionalització de la renúncia a exercir la sobirania política, en benefici d'uns mercats financers que, malgrat ser corresponsables del brutal endeutament privat d'Espanya, no estan disposats a participar en el repartiment del costos del necessari desendeutament. Perquè el seu objectiu és  sortir indemnes de la crisi.

No deixa de sorprendre que aquest segrest de la sobirania ciutadana s'estigui produint al mateix temps que a Catalunya i a Espanya estem  debatent amb intensitat on recau la sobirania i com es distribueix. Que Rajoy digui que no acceptarà que ningú jugui amb la “sobirania nacional”, referint-se al dret a decidir reclamat a Catalunya, mentre accepta que la sobirania continuï segrestada pels mercats financers i la Troika és pur fariseisme.

Mentre nosaltres fem un debat a dos, entre Catalunya  i Espanya, hi  ha altres dos subjectes polítics, la Unió Europea i els mercats financers, que són els que adopten les decisions i imposen la veritable sobirania.

La realitat avui és que el sistema financer espanyol està complint amb els seus creditors internacionals i està tornant els préstecs demanats per alimentar la bèstia de l'especulació.  Mentre, empreses i famílies a Catalunya i a Espanya continuen sense tenir accés al crèdit. I la Troika ens dicta fins al mínim detall les polítiques econòmiques, pressupostàries i socials a portar a terme.

Aquesta mateixa setmana el Congrés de Diputats debat el projecte de llei, mal anomenat de sostenibilitat, pel que s’introdueixen dràstics canvis en el sistema de pensions. Es tracta d’una reforma que el govern espanyol s’ha compromès a

fer, a canvi del suport rebut pel rescat del sistema financer. La pràctica congelació de les pensions en els propers anys és el camí fàcil i injust per aconseguir una reducció del dèficit públic que, en termes de comptabilitat nacional, ens exigeix la Troika davant la incapacitat de quadrar els pressupostos d’una altra manera. Una reforma de pensions que el govern espanyol no podria negociar, ni encara que ho volgués -que no ho vol, perquè comparteix els seus objectius-. La raó última és que  tenim la nostra sobirania política segrestada.

Guindos declara acabat el procés de rescat bancari, tot i que els riscos per al sistema financer continuaran mentre es mantinguin 6 milions de persones aturades. El que malauradament continua és el segrest de la nostra sobirania política com a societat.

I el que és pitjor, també continua un grau de desconcert social important que ens impedeix veure que el debat sobre la sobirania no és només a dos, entre Catalunya i Espanya, sinó a quatre, amb la UE i els mercats globals com a protagonistes de primer nivell.

Per anar a l’arrel del conflicte de la sobirania política hauríem de ser capaços de construir un projecte europeu compartit, amb el que lliurar la  batalla democràtica, nacional i social per recuperar la sobirania com a pobles. Aquest hauria de ser el debat que centrés la campanya de les properes eleccions al Parlament Europeu. De fet, és EL DEBAT, amb majúscules.

dimarts, 12 de novembre de 2013

GALLARDÓN Y LA SALUD MENTAL


Para conocer a que intereses sirve un Gobierno el mejor indicador es su política fiscal. Y para saber cual es su ideología en relación a los derechos humanos, un buen termómetro es su política Penal.

Gallardón y el PP, con su Proyecto de Reforma del Código Penal, se han desnudado ante la sociedad. Se trata de un paso más en una política iniciada por Aznar que ha hecho del PP un adicto a las “soluciones” penitenciarias. A pesar de tener España unos niveles de criminalidad violenta de los más bajos de la UE y de la reducción sostenida en los últimos años, tenemos una de las tasas de población penitenciaria de las más altas de la UE. Además, al analizar la tipología de los internos y sus delitos, aparece un sesgo claramente clasista en el diseño de las políticas penales.  

Este sistema penal “carcelero” no es sólo responsabilidad de la política. Han contribuido y mucho el comportamiento de una buena parte de los medios de comunicación que generan el ambiente propicio para ello. La supervivencia económica de un sector en crisis parece haber conducido a algunos medios de la máxima de “que la realidad, no te haga perder un buen titular” a la más radical de “Yo, por la audiencia, mato”. Incluso, los derechos humanos, si hace falta.

El resultado de esa combinación entre opinión publicada, presión social e ideología del PP, nos conduce a un Proyecto de Código Penal que en algunos aspectos nos retrotrae a la Ley del Talión.

Son muchas y fundamentadas las críticas vertidas, pero hay una que, a pesar de su gravedad, está pasando desapercibida. Me refiero al tratamiento que se da en el proyecto de Código Penal ley a las enfermedades mentales. Y no será, porque sean pocas las personas afectadas. En España se calcula que puedan existir 1 millón de personas con algún trastorno mental grave, en muchos casos no diagnosticado.

Se trata de personas que durante años han sido  escondidas y negadas por una sociedad con gran desconocimiento de las enfermedades mentales. El resultado, discriminación y fuertes dosis de inhumanidad en el trato que reciben.

Se trata de personas y sus familias, que sufren la falta de recursos socio-sanitarios con los que poder abordar sus problemáticas y a las que se las abandona para que soporten en solitario el esfuerzo de adquirir una autonomía vital como personas con derechos que son.

Ahora, con el Código Penal Gallardón, se corre el riesgo de dar un paso más en su estigmatización. La Reforma Penal del PP establece, tanto en su preámbulo como en las medidas que propone, una identificación entre trastorno mental y peligrosidad. Es una identificación que, además de no tener ninguna base científica, condena a las personas con enfermedades mentales severas a sufrir procesos de internamiento, no en función de los delitos cometidos, sino de los riesgos de futuro que pueda comportar su actuación.

La solución para estas personas con enfermedades mentales no pasa por internamientos, prolongados en el tiempo, que lejos de mejorar su situación y minimizar los riesgos, los pueden agravar.  Sino, por poner a su disposición los recursos socio-sanitarios para mejorar su situación.

Una vez más se confirma el fariseísmo con el que actúan determinados sectores sociales y políticos. Ante la existencia de determinadas problemáticas sociales, lejos de buscar soluciones y dotar de recursos para afrontarlos, lo que se pretende es esconderlos en el cuarto trasero para que no “molesten” a la mayoría.

 La Confederación Española de Agrupaciones de Familiares y Personas con enfermedad mental, que agrupa a 290 entidades y 45.000 personas han iniciado una campaña para conseguir cambios en el Proyecto de Reforma del Código Penal.

No se merecen quedarse solos, deberíamos ofrecerles todo nuestro apoyo.                

dilluns, 4 de novembre de 2013

GOOGLES HUMANS

Alguna gent creu que això de twitter és un "divertimento".  De tant en tant rebo retrets per fer servir una mica de temps de diputat per tuitejar.

Personalment us he de dir que per a mi constitueix una eina fonamental de formació i, alhora, un instrument imprescindible per fer la meva tasca de diputat.

A través de twitter tinc la possibilitat d'arribar, encara que sigui limitadament, a les persones a les que represento. No sols twitter, en general totes les eines de la xarxa em  permeten trencar l'aïllament comunicacional. Moltes de les intervencions i iniciatives parlamentàries que fem al Congrés no arriben mai a les persones a través dels mitjans de comunicació tradicionals. I el que és pitjor, en la mesura que els intermediaris comunicatius seleccionen el que comuniquen, la teva imatge pot acabar sent deformada per la intermediació dels grans mitjans. Això és especialment evident per als catalans que fem política a Espanya i no practiquem el monocultiu polític-comunicatiu.

Però twitter no sols serveix per emetre opinions sinó per rebre i per mantenir comunicació activa -és a dir bidireccional- amb persones que, sense aquesta possibilitat, mai no podríem interconnectar. No és fàcil, perquè requereix molta dedicació i bones dosis de paciència. No tots els que s'apropen volen comunicar i compartir. Existeix una "fauna" que s'entreté a twitter amb la provocació o l’insult i que es passa el dia intentant "enxampar" algú despistat o de bona fe. Destriar no sempre és fàcil i requereix adquirir certes habilitats que podríem anomenar "xusqueres". És a dir que només s'adquireixen amb la pràctica, amb moltes hores de feina i dedicació i alguns o molts errors. I a twitter "si la cagues, la pagues". Hi ha veritables especialistes en buscar pessigolles i provocar. No tot pot ser perfecte.

De totes les utilitats de twitter, potser la menys coneguda sigui la formativa. A un servidor li permet accedir a informació, reflexió, estudis als que no podria accedir mai pels meus propis mitjans. La clau està en què un seguit d'amics als que segueixes et fan la feina de "googles humans". Solen ser persones preparades en un determinat àmbit, que tenen accés a informacions diferents a les que tu accedeixes normalment o a les que no pots accedir per manca de temps.

Evidentment per treure’n tota la utilitat, els "googles humans" no poden ser només dels teus, els de la teva colla, els de la teva "secta". De fet, el més útil és seguir  persones amb les que normalment discrepes, però que tenen reflexions que són útils llegir. Jo, per exemple, segueixo tot el que puc el twitter de "Nada es gratis de FEDEA".  Estic a les antípodes ideològiques d'alguns dels seus col·laboradors, però m'agrada veure què diuen. Després, el criteri de fer RT o no ja és una altra cosa.

Voldria agrair als meus "googles humans" tota la feina que fan i de la que jo m'aprofito. De fet, estic intentant fer la meva llista per compartir-la, però no m'atreveixo a fer-la pública per no cometre algun oblit imperdonable.
Un dia d'aquests em tiraré a la piscina i la penjaré. Evidentment, s'accepten suggeriments per fer la llista dels millors "GOOGLES HUMANS".