dijous, 2 de maig de 2013

LA GRAN ESTAFA DE LA REFORMA LABORAL


Lo he soñado, me lo he inventado, o ustedes también han escuchado reiteradamente a Rajoy y al PP justificar la Reforma Laboral con el argumento de la necesidad de combatir el paro. Ahora, niegan haberlo dicho, pero las pruebas de como manipularon emocional y políticamente a una ciudadanía impactada por 5,2 millones de parados – ahora 6,2 millones- para justificar y vender la Reforma Laboral, votada por PP y CiU, surgen por doquier.

Paso por alto, aunque no descuento ni asumo, el incumplimiento de las  promesas electorales del Partido Popular. Rajoy ya ha asumido que no cumple sus compromisos, porque es más importante cumplir con su deber, aunque no concreta con quién tiene asumido este deber/obligación. Tampoco me refiero, pero no paso por alto, las muchas comparecencias públicas de dirigentes del PP prometiendo que su Reforma Laboral permitiría reducir el desempleo.

No es que no sean importantes estas imposturas, es que han sido superadas por otras de mayor gravedad y trascendencia política.  Por ejemplo, cada vez que Rajoy y su Gobierno han engañado a la ciudadanía con sus intervenciones en ambas Cámaras. Vean  algunas de las perlas que nos depara el Diario de Sesiones del Congreso de Diputados.

En el debate de investidura el candidato Rajoy dijo literalmente: "hemos planteado como bases para esta reforma, poner el acento en la creación de puestos de trabajo, estabilidad en el empleo y flexibilidad en el seno de la empresa"

Mucho más concreta fue la Ministra Bañez  en la presentación el 8 de Marzo del 2012 del Real Decreto Ley 3/2012 de Reforma Laboral.  "Es una reforma más que necesaria, a tenor de la situación actual de nuestro mercado de trabajo. Hay 5.273.000 personas que quieren trabajar y no encuentran empleo" Y continuaba así: " Esta es una reforma completa y equilibrada que piensa contribuir en el corto plazo a frenar la sangría de destrucción de empleo". Me permito destacar lo de "corto plazo".  Y la Ministra, con su desparpajo habitual continuaba: "Más empleabilidad, más estabilidad en el empleo, más derechos, más flexibilidad interna en las empresas, más eficacia en las relaciones laborales y más eficiencia real en el uso de los recursos públicos. Estos son los principales objetivos de nuestra reforma laboral".

¿Se puede engañar más, en menos palabras? Pues parece que sí, porque la Ministra continuaba: "Señorías, más empleo, pero más empleo estable. El objetivo de la reforma es promover la contratación estable." Luego continuó con el argumento trampa de que más desregulación laboral y reducción de salarios, comportaría un menor uso del despido como factor de ajuste. Y para despedirse nos soltó: “Es una reforma, señorías, que busca que el mayor número posible de ciudadanos pueda ejercer el derecho constitucional al trabajo".

¿Hacen falta más evidencias de que no estamos ante un error reiterado, sino ante una monumental estafa?

3 comentaris:

Anònim ha dit...

Les mentides dels representants de la "casta xupóptera" no se les creu ningú. En canvi hi ha una sèrie d'economistes que continúen assegurant que els costos laborals a Espanya són massa elevats (fan servir la mitjana i no la mediana). També hauríem de centrar-nos en desmuntar aquestes teories que tant mal fan als poquets treballadors que encara quedem
Valentí Navarro

Anònim ha dit...

Muy bien dicho! Menos mal que hay un par de gatos honrados en la política, pero sois una minoría por desgracia y vergüenza de la democracia y sociedad española no afines ideológicamente a los dignos herederos y sucesores del fascismo franquista. Que los 2 grandes partidos que conforman la actual sistema bipartidista (se reparten la tarta del reparto de los órganos constitucionales y cámaras legislativas)sean máquinas de malversar caudales/fondos públicos resulta muy, muy preocupante... Martin Luter King Jr. dijo: "no me preocupa las acciones de los vanidosos, lo que de verdad me preocupa es el silencio de los hombres buenos". Eso, la pasividad y apatía de repetidas generaciones ante la corrupción, vanidad y crueldad de unos pocos contra la mayoría, generando olas de impunidad ante unos sistemas genocidas... Poco a poco, se cambian las cosas, no desfallezcas, somos muchos los que empujamos para el cambio. Un abrazo afectuoso desde Valencia Joan

Juan Manuel Patón Barnés ha dit...

Y mientras a Fátima se le aparece la Virgen del Rocío, a Esperanza Aguirre se le aparece Margaret Thatcher.

Publica un comentari a l'entrada