dimarts, 17 de juliol de 2012

RENDINT COMPTES DELS MEUS HÀBITS DE TRANSPORT COM A DIPUTAT

El passat divendres, en tornar de Santander, on havia participat en un debat sobre el Sistema Públic de Seguretat Social, vaig llegir un twit que denunciava que havia viatjat en seient business en el Pont Aeri Madrid- Barcelona. Als pocs minuts el compte de Josef Ajram Tares va fer un TW. Com sigui que @josefajram és una persona coneguda per les seves aficions runners, per ser tertulià de ràdio, per guanyar-se la vida com a broker de Borsa i, sobretot, per tenir prop de 75.000 seguidors, la cosa es va escampar per la xarxa. I com passa en aquests casos, alguns dels següents twits ja m’imputaven utilitzar el business en els meus viatges com a diputat, generar una despesa innecessària a l’erari públic, ser un vividor, ser incoherent amb el comportament com a diputat i unes quantes coses més.

En el seu moment m’hauria agradat respondre a aquestes injustes imputacions, però necessitava disposar d’una informació de l’agència de viatges del Congrés, que en aquells moments no estava al meu abast. Per això ho faig ara, convençut que no podré evitar que alguna persona poc interessada en conèixer la realitat pugui utilitzar aquesta explicació meva per continuar fent “soroll”. Però segur, també, que entre les meves obligacions està la de retre comptes del meu comportament com a representant polític. I que aquesta és una obligació que se sol exigir més als membres de partits polítics de l’esquerra. I per això he decidit penjar aquesta explicació en el meu bloc.

En els meus viatges com a diputat utilitzo sempre l'AVE, per raons de comoditat. O sigui que és materialment impossible la imputació de viatjar habitualment en seient business del Pont Aeri. De fet, crec que aquesta és la primera vegada des que sóc diputat que he utilitzat l’avió i per raons òbvies -tornava de Santander-. Els bitllets de l’avió varen ser gestionats per l’agència de viatges del Congrés, com sempre que el viatge té a veure amb la meva condició de diputat. Com es pot veure en els bitllets que reprodueixo, el trajecte Santander-Madrid el vaig fer en classe turista amb un cost de 370’84 euros. I el trajecte Madrid-Barcelona el vaig fer en seient business amb un cost de 210’99 euros (en ambdós casos, les despeses de gestió hi estan incloses). Les raons tenen a veure amb els acords que l’agència de viatges del Congrés té amb Iberia i que han estat explicades abastament en els mitjans de comunicació. I, evidentment, no responen a cap decisió meva, ni molt menys a cap sentit elitista, d’aprofitament de la meva condició de diputat o de menyspreu a la situació que viu el país, tal i com he hagut de suportar en els comentaris d’aquests dies. Voldria destacar que el cost de 210’99€ està per sota de les tarifes d’Iberia en seient turista en un divendres al migdia. O sigui que malbaratament de recursos públics, menys encara.



Ja sé que aquestes explicacions no serviran per a alguns que varen enviar alguns twits el divendres i el dissabte. Però he tingut la necessitat personal de donar-les, per actitud, per respecte a moltes persones amb les que comparteixo un projecte social i polític i també perquè crec que hi estic obligat.

No us amago que aquest tipus de comentaris fan mal, almenys a determinades persones. Per moltes raons, entre elles la sensació de ser tractat injustament. Especialment quan els meus hàbits de transport són absolutament coherents amb el que defenso. Els qui em coneixen saben, i altres ho han pogut comprovar o llegir alguns cops al Twiter, que em bellugo quasi sempre en transport públic, sigui metro, bus o tren en els meus desplaçaments fins i tot fora de Barcelona, quan les distàncies, els horaris i l’oferta de transport públic ho permeten.

Sóc conscient que la situació econòmica i les polítiques dels governs estan generant un fort sentiment antipolític que, des de determinats sectors de la dreta i també d’altres, s’alimenta constantment, entre altres raons perquè així es dilueixen les responsabilitats dels qui les tenen i, de pas, es deteriora la credibilitat de les formes col·lectives, siguin polítiques, sindicals o socials.

Com podeu veure, el bloc del Coscu permet la traducció automàtica entre llengües. Per tant, qui tingui problemes per entendre el català pot utilitzar el traductor al castellà.

dimarts, 10 de juliol de 2012

RODA DE PREMSA

Aquí teniu la roda de premsa d'avui on entre d'altres coses valorem l'apujada de l'IVA i la compareixença de Rajoy

RESCATE BANCARIO CON DURAS CONTRAPARTIDAS Y ALGÚN BOTIN DE GUERRA.

Poco a poco se van conociendo los contenidos del Memorándum que el Gobierno español deberá firmar con la Unión Europea el próximo 20 de Julio para poder recibir fondos europeos destinados a las ayudas a los Bancos.

Las prevenciones que un servidor tenía el 29 de Junio en relación a los triunfalismos de la Cumbre se han confirmado. En mi entrada al Bloc del Coscu del pasado 29 de Junio ya sugería prudencia en los análisis de lo que de verdad se había acordado en el Consejo. Y hoy todo apunta que la supuesta victoria de Rajoy y Monti sobre Merkel se desvanece.

Cada vez tengo más dudas de cuales son las causas profundas de esta “futbolización” de la política. Cuesta distinguir quién contribuye más a ello, si las intoxicaciones interesadas que se generan desde algunos gabinetes de comunicación de partidos y gobiernos o la necesidad de los medios de comunicación de dar noticias siguiendo las pautas de los partidos de futbol.

Hoy, ya se puede afirmar- aunque en honor a la verdad algunos periodistas ya lo hicieron el mismo 29 de junio-  que los fondos para capitalizar bancos se dan a España a través del FROB y por tanto con la garantía del Estado. Que el procedimiento de ayudas directas a los bancos de momento es solo una buena intención, que debe discutirse durante el próximo año – por cierto, así lo decía literalmente el Comunicado del Consejo de los días 28 y 29 de Junio-.

Cada vez resulta más claro que el Gobierno español va a ser obligado a crear un “banco malo”, una de las muchas medidas que ha negado mil veces y que ahora deberá poner en marcha por imposición de la UE. Un banco malo que si agrupa los activos inmobiliarios de todas las entidades quebradas debería ser utilizado como una oportunidad para dar un uso social a las viviendas de su propiedad, aunque desgraciadamente la mayor parte de sus activos sean suelo con pocas posibilidades de ser usado en los próximos años

Sabemos también que los términos del Memorándum incluyen elementos de clara intervención de la economía española y de cesión de soberanía del Estado español. Y lo más grave es que esta cesión de soberanía no se hace a instituciones europeas democráticas, sino a instancias sin ningún tipo de control democrático.

Por supuesto, el Memorándum no solo contiene obligaciones a cumplir por las entidades financieras receptoras de ayuda o por el conjunto del sistema financiero. Se van a fijar también contrapartidas en las políticas macroeconómicas, a pesar de las reiteradas negativas del Presidente Rajoy, de su Ministro Guindos, incluso en sede parlamentaria.

Algunas de estas medidas parecen responder más a la voluntad de obtener un Botín de Guerra que a la lógica económica. Por ejemplo, exigir que las Cajas tengan prohibido por Ley la mayoría de control de los bancos participados, no tiene lógica alguna cuando se trata de Cajas sin problemas de solvencia. Estas medidas solo se justifican por la voluntad de hacer desaparecer definitivamente el modelo de las Cajas. Al final parece que el exgobernador del Banco de España, Sr. Fernández Ordóñez va a conseguir su objetivo de acabar con la “anomalía” de un sector financiero con presencia de entidades como las Cajas. Aunque la verdad el camino para la desaparición de las Cajas esta siendo muy tortuoso y costoso para la sociedad española.

Uno de los efectos colaterales de la crisis es que al final del túnel, el sistema financiero español este fuertemente concentrado y acabe siendo un oligopolio, con los riesgos de exclusión financiera de sectores de la población que ello comporta. La desaparición de bancos controlados por Cajas puede incrementar los riesgos de concentración bancaria y de oligopolio financiero. Por eso habrá que dar la batalla para que los oportunistas de la crisis no consigan aprovechar la necesidad de capitalización de bancos y el rescate europeo de España para obtener otro botín de guerra. Esperemos que el Gobierno de Catalunya y Euskadi sean conscientes de ello y jueguen sus bazas.

Y más allá de las contrapartidas directas, recogidas en el memorándum, también se van conociendo algunas de las contrapartidas sociales. Pero la falta de transparencia del Gobierno Rajoy y la escasa fiabilidad de sus palabras, aún no permiten saber a ciencia cierta cual base a ser la magnitud del Botín de Guerra exigido en este apartado.

Pretender una reducción del déficit público de esta magnitud en dos o tres años es una barbaridad que solo va a provocar más sufrimiento en los sectores más débiles y profundizar en el pozo de la crisis.

Uno de los aspectos en los que el Botín de Guerra parece más claro es el de la jibarización del poder político de Comunidades Autónomas y Ayuntamientos. Las condiciones de los eurobonos que se anunciaran oficialmente a finales de semana o la propia Ley de estabilidad presupuestaria aprobada por los votos, entre otros de CIU, ya dejan claro las intenciones intervencionistas del Gobierno.

En otro orden de cosas, el texto conocido del Anteproyecto de Reforma de la Ley de Bases de Régimen Local  es la prueba de cómo los oportunistas de la crisis quieren aprovecharla para imponer su modelo de sociedad.

La pérdida de poder político de los ayuntamientosespecialmente de los de menos de 20.000 habitantes- que no se olvide son instituciones cercanas a la ciudadanía y con niveles importantes de participación democrática de los ciudadanos es uno de los objetivos de la contra Reforma del PP. Cuando parece que lo lógico era la paulatina desaparición de las Diputaciones en beneficio de una mayor descentralización en ayuntamientos o en entes consorciales de gestión es servicios públicos el PP opta por la dirección contraria. Esperemos a conocer el texto definitivo, pero parece que la tentación del PP para quitar peso a instituciones democráticas como los ayuntamientos en favor de instancias de segundo nivel como las diputaciones, que además han demostrado ser un espacio propicio al caciquismo territorial es una tentación muy poderosa.

Hay aún muchos interrogantes abiertos que el Presidente del Gobierno debería cerrar en su intervención mañana en el Congreso de Diputados. Algunos que afectan a las condiciones de vida de personas que están al límite. Recordemos que solo el 65% de los desempleados tienen algún tipo de prestación. Que solo el 46% de los parados perciben la prestación contributiva, que 1.900.000 personas no tienen prestación alguna, que 1.728.000 personas viven en hogares con todos sus miembros en situación de desempleo y que 584.000 viven en hogares sin ningún tipo de ingreso formal.

Con esta realidad  argumentar que la reducción de las prestaciones de desempleo va a incentivar la búsqueda activa de empleo, cuando además se están desmontando los servicios públicos de intermediación laboral, es un comportamiento político que raya el sadismo social.

dilluns, 9 de juliol de 2012

COLLSEROLA: UNA RUTA PER ENTRENAR FONS I DESNIVELL

Aquest cap de setmana m'he escapat un moment per entrenar una mica de fons i desnivell de cara a la Matagalls-Montserrat de setembre. I per si us pot servir, us comento la ruta, conscient que a tots aquells que feu curses de muntanya us resultarà familiar, perquè una bona part dels camins que us comento segueixen el recorregut de la cursa de Collserola del CEC. Comecem al Metro L3 parada Zona Universitária. Passem pel Parc de Cervantes, Hospital de Sant Joan de Deu i després de creuar la Ronda de Dalt ens fiquem en el barri de Finestrelles d'Esplugues del Llobregat. A partir d'aquí, pujada fins la Font de la Mandra,on sempre trobareu gent omplint garrafes, i que és el punt d'arribada o de sortida d'una de les rutes de la Carretera de les Aigües. Des de la Font de la mandra pujada ben dreta fins a Sant Pere Martir. Des d'un dels punts més alts de Collserola, on està situada una Torre de guaita es baixa cap al Turó de Cors. Podeu parar un moment a veure la creu dedicada a Santa María de Collserola, amagada darrera el Turó. Del Turó de Cors continuem per corriols estrets -ull amb les bicis que baixen cagant llets" arribem a Vallvidrera poble, passant per davant de can Trampas - no cal parar a esmorzar, si es vol continuar-, escales amunt fins el camí de la Budallera, indret des de el que podreu veure tres comarques. Camí de Budallera arribareu a la Torre de Telecomunicacions, que al vorejar-la, us permetrà baixar pel camí de Can Totxo i Can Tano. Camí abaix, deixareu a l'esquerra la Font de la Salamandra que molt probablement estigui seca. Més endavant arribareu a la carretera de la Rabassada que hareu de creuar per entrar en la Reserva Natural de la Font Groga, on aviat trobareu l'indret de Vista Rica, ben concorreguda. Poc després per corriols frondosos passareu per la Font de Can Ribas, seca i molt mal cuidada. A partir d'aquí podeu baixar directament a Sant Medir o bé fer una petita volta pels corriols molt afectats per les darreres nevades i caigudes d'abres. Fins anar a parar a la cruïlla dels camins de Can Borell, sant Cugat i del corriol de Valldaura. Sigui quina sigui l'opció que preneu, després de veure aigüa a la font de Sant Medir, haureu d'anar a buscar la pujada al Portell de Valldaura per tornar a entrar a la comarca del Barcelonés. I d'aquí seguint la pista de baixada fins arribar a Llars Mundet i estació de Metro L3. Obviament, hi ha moltes variants, però aquesta us garanteix una bona preparació de fons i desnivell. I sempre podreu dir que heu recorregut tres comarques. Que us vagi de gust.

dijous, 5 de juliol de 2012


LA TEOLOGÍA DE LOS RECORTES ES SUICIDA. ES URGENTE UNA ALTERNATIVA

Poco a poco y en pequeñas dosis el Gobierno del PP va enseñando la patita de la nueva vuelta de tuerca que nos tiene preparada. Durante semanas ha negado varias veces y en sede parlamentaria que el rescate a los bancos tuviera compartidas para los ciudadanos. Ahora, y para hacer todo lo contrario de lo prometido, intenta que el discurso de la inevitabilidad de los recortes cale en la conciencia ciudadana.
Así lleva varios días haciendo declaraciones y filtrando informaciones para que la ciudadanía se olvide de sus promesas anteriores y para que asumamos resignadamente esta nueva apretada a las tuercas del Estado Social.

Rajoy comenzó afirmando que el rescate a los bancos no tendría contrapartidas para los ciudadanos. A los pocos días incorporó un matiz: “El Memorándum que se firmará el 9 de Julio solo contendrá contrapartidas para el sector financiero”. Y ahora, para preparar el terreno a los ajustes,  ya dice que los recortes serán duros, pero que no tienen nada que ver con el rescate a los bancos y que deberían hacerse en cualquier caso. ¡Y que sapo más quiere que nos traguemos!. 

Con esta estrategia el PP pretende tres cosas, que la gente no identifique ayudas a bancos con reducción de derechos sociales, que la ciudadanía se olvide que el factor desencadenante de nuestro desequilibrio presupuestario no es un exceso de gasto social – que es de los más bajos de la UE- sino una caída de recaudación fruto de una depresión económica, provocada en buena parte por el colapso del sistema financiero. Y por último el Gobierno pretende que interioricemos que recortar derechos es la única manera de conseguir el equilibrio presupuestario y la reactivación económica. Muchas trampas, para una sola jugada. 

El Gobierno sabe, aunque lo oculta, que la UE ha impuesto un determinado concepto de estabilidad presupuestaria, el que recoge el Tratado de Estabilidad (Fiscal Compatc) votado en España entre otros por PP, PSOE Y CIU. El Gobierno pretende reducir el déficit público en dos o máximo tres ejercicios en unos 62.000 millones de euros, que cada día que pasa  son más porque la recaudación sigue cayendo. Al igual que sucede con el agujero del sector financiero que crece sin parar. El Gobierno pretende conseguir la reducción del déficit por la vía de recortar derechos y jibarizar el sector público, sin plantearse la más mínima estrategia de crecimiento económico o de reforma fiscal para aumentar los ingresos, como la que están intentando otros países. 

Y para adoptar estas medidas que son contrarias no solo a su programa electoral, sino a las afirmaciones efectuadas hasta hace escasamente una semana, necesita anestesiar más a la ciudadanía. Con una combinación perfecta de engaño y de resignación. 

Por eso lleva varios días filtrando información a través de los medios, para que cuando lleguen las medidas los ciudadanos ya las hayan asumido resignadamente y las tengan descontadas. 

Para hacer frente a estas políticas es vital intentar desmontar las dos grandes coartadas que el gobierno ha construido para justificar este nuevo y duro ajuste. Las dos coartadas, son viejas conocidas de los ciudadanos. Una, la del único camino posible, intenta promover la resignación ciudadana por la vía del engaño. Otra, la de la falsa esperanza de que las medidas promuevan en algún momento, que no se concreta, una reactivación económica. Nótese que es  la misma estrategia seguida con la Reforma Laboral y con los ajustes anteriores. 

Las políticas del Gobierno nos están llevando a un callejón sin salida, del que cada vez parece más difícil salir, sino se produce un cambio radical en la orientación de las políticas. Un cambio que el PP no puede hacer por dos razones. Porque se ha comprometido a ello con la UE, a cambio del rescate bancario. Y porque en el fondo, el Gobierno y el PP son los apóstoles más aventajados en la UE de la teología del recorte y del sufrimiento. El PP siempre ha visto en la crisis una oportunidad para imponer el Estado Mínimo, la privatización de esferas importantes de los servicios públicos, la desregulación de las relaciones laborales. Otra cosa es que ahora estas políticas que el PP defiende sean el camino directo a la depresión económica crónica. 

Presionar a la baja los salarios, como ha hecho la Reforma laboral, jibarizar el sector público e incentivar el despido de empleados públicos, desmantelar los Servicios Públicos de Empleo, reducir el período de cobro de las prestaciones de desempleo, acabar con el programa Prepara, modificar el sistema de calculo de las pensiones en casos de lagunas de cotización, alargar la edad de jubilación o congelar su actualización de las pensiones son medidas que provocaran una gran injusticia en el reparto de los costes de la crisis y van a generar más desigualdad y pobreza. Además y en la medida que deterioran el poder adquisitivo de la mayoría de la población, asfixian aún más la capacidad de reacción de la economía y provocan más desempleo, como se esta viendo en el último año, con crecimientos interanuales superiores a los 500.000 desempleados. Pero si al mismo tiempo se adoptan políticas fiscales que gravan más los salarios, que aumentan el tipo del IVA para determinados productos básicos y de elevados consumos y si además se incrementan los precios controlados como el de la electricidad, se incrementan las tasas para el acceso a servicios o prestaciones públicas y se introducen mecanismos de repago para poder obtener prestaciones básicas como la salud, el suicido económico y social del país esta servido

Por ello, se hace  imprescindible parar las pretensiones del Gobierno y el primer paso pasa por  construir una alternativa que sea creíble para la ciudadanía y consiga aunar el máximo de soporte de fuerzas sociales y políticas. Esta alternativa comporta negar la ideología del único camino, por generar en la ciudadanía la percepción que, aunque difícil y complejo, es posible generar otra orientación en las políticas. 

Los ejes de esta alternativa deberían ser: 

Exigir en el marco de la UE que el proceso de estabilidad presupuestaria y de reducción de déficit público sean paulatinos y a medio plazo, única manera de que sean social y económicamente sostenibles. Claro que ello significa renunciar a la filosofía del Pacto de Estabilidad y es ahí, donde posiblemente algunas fuerzas políticas estén atrapadas. No es posible estar de acuerdo con el pacto de Estabilidad y después quejarse de las consecuencias que su aplicación “rigorista” provoca.  

Poner en marcha instrumentos y políticas para que los mecanismos institucionales europeos  posibiliten la restructuración del sistema financiero europeo, sin que ello comporte más presión sobre la deuda pública y por tanto sobre los intereses a pagar por los Estados. No tiene ninguna lógica económica o social que mientras las instituciones financieras funcionan a nivel global y así lo hacen los grandes inversores institucionales que se aprovechan de este proceso de globalización cuando las cosas van bien, en cambio cuando las cosas van mal el coste de los ajustes en el sector financiero deba recaer en exclusiva sobre el país en el que esta domiciliada la entidad.

Todas estas medidas de reforzamiento europeo, comportan cesión de soberanía de los Estados, que en la practica ya se esta produciendo al margen de los que digan las normas de la UE o de cada país. Pero la cesión de soberanía de las instituciones democráticas estatales lo ha de ser a otras instituciones democráticas europeas y no a los mercados financieros o a instrumentos ademocràticos que se presentan como independientes de la política y que son tremendamente dependientes de los intereses de los mercados. La nefasta experiencia del Banco Central Europeo es un ejemplo a rechazar. 

Incrementar las políticas de impulso al crecimiento, para lo que la UE debe incrementar sus recursos propios. Aquí la tasa de transacciones financieras puede jugar un doble papel, desincentivar la especulación a corto de los mercados financieros y obtener recursos para políticas de crecimiento.

España debe plantearse urgentemente una Reforma Fiscal. Algunas de sus medidas pueden tener plazos más largos de aplicación. Pero no es de recibo que el sistema fiscal español sea  cada vez más insuficiente e injusto. Contribuir a la estabilidad presupuestaria por la vía de aumentar los ingresos es clave. La lucha contra el fraude y la elusión fiscal y un mayor esfuerzo a los sectores con más capacidad son claves. No solo en el terreno económico, sino también para recuperar la legitimidad perdida por nuestro sistema fiscal, al que la reciente amnistía del PP ha dejado tirada por los suelos. Intentar recuperar el equilibrio presupuestario por la vía de recortes que además de injusticias provocan una reducción de los ingresos es instalarse en un bucle suicida. 

Las sobadas reformas estructurales deben llegar a los sectores intocables. El caso más emblemático es el del sector eléctrico, en el que no solo no se aborda el déficit de tarifa, sino que se incrementa el coste para el ciudadano, al tiempo que se abortan las posibilidades de un cambio de modelo para favorecer a los grandes lobbys.
  
En relación al sector público, sin duda son necesarias Reformas. Pero hasta ahora solo se han aplicado recortes y privatizaciones. La Reforma del Sector Público resulta muy difícil sin una Reforma previa o simultanea de la Política institucional.

Estas y otras podían ser las claves de un referente alternativo para la sociedad. Para ello es imprescindible que nadie caiga en la tentación de querer ofrecer soluciones por su cuenta, que se sumen el máximo de voces y fuerzas alrededor de unos mínimos compartidos. Solo así, se conseguirá arrancar a la ciudadanía de las garras de la resignación en la que el PP y los sectores más poderosos de la sociedad quieren situarla. 

Estos casi cinco años de crisis confirman que el capitalismo solo se reforma, cuando la mayoría de la sociedad tiene capacidad de intimidación frente al poder. De momento no es así y para tenerla hace falta también generar ilusión y convencimiento en la población. 

Si la izquierda social y política no somos capaces de generar esta alternativa, la reacción social que vendrá, tendrá un marcado perfil populista. Y lo que hoy es una crisis económica y social que ha puesto de manifiesto un grave deterioro democrático puede convertirse en una verdadera gangrena de la democracia. Y en estos casos siempre ganan los que como solución a la gangrena proponen cortar por lo sano.  Evitemos que nos suiciden, construyendo una alternativa.