dilluns, 18 de juny de 2012

DESCODIFICANDO EL INFORME DEL FMI SOBRE ESPAÑA.

La pasada semana tuve la oportunidad de participar en representación del Grupo Parlamentario de IU, ICV-EUIA, CHA (Izquierda Plural) en el encuentro de los portavoces de la Comisión de Economía con la delegación del FMI encargada de la elaboración del Informe sobre España. 

Espero que el resto de encuentros mantenidos en nuestro país tuvieran un grado de profundidad mayor. La  lectura de la Declaración Final de la Misión del FMI me ratifica en una impresión que tuve durante el encuentro. Sin duda se trata de personas muy cualificadas, aunque no siempre ello se corresponde con el nivel de conocimiento de la realidad económica y productiva micro de nuestro país.

Sinceramente, el informe reitera opiniones cargadas de prejuicios ideológicos y de formulas mágicas que en algún momento del documento se dice que si funcionan – una aplicación exitosa de la reforma laboral – podrían conducir a unas perspectiva a medio plazo significativamente mejores.

Después de valorar positivamente el impulso reformista del Gobierno del PP, a pesar de lo cual se constata que no se ha conseguido recuperar la confianza de los mercados y constatar que las perspectivas son muy difíciles, se recomienda continuar con lo que llama el impulso reformista. Y es en algunas de las reflexiones en este apartado en las que me gustaría detenerme. 

El informe insiste en la necesidad de mejorar el funcionamiento de los mercados de bienes y servicios, buscando la reversión de los grandes desajustes de precios y salarios. Y a continuación nos propone su angelical formula que no es otra que una solución cooperativa, en que los trabajadores acepten una mayor moderación salarial, los empresarios trasladen los ahorros de costes salariales a una reducción de precios y a la contratación y los bancos se recapitalicen, lo que permitiría se dice una reasignación más rápida de recursos hacia sectores más dinámicos y un mejor resultado para todos. 

Sinceramente, o el desconocimiento de la realidad española es mayor del que a mi me pareció detectar o alguien nos quiere tomar el pelo. La delegación del FMI debe desconocer que este es el enfoque y el objetivo que pretendía el acuerdo interprofesional para el empleo y la negociación colectiva firmado por sindicatos y empresarios y que el Gobierno desechó como referencia para su reforma laboral.

Y debe desconocer que los desequilibrios provocados por la reforma laboral el PP garantizan un reducción significativa de salarios – que ya se esta produciendo- pero ninguno de los otros factores, ni el ajuste de precios no la creación de empleo. Y que lo que ellos llaman una aplicación exitosa de la reforma laboral en la práctica es una renuncia empresarial a mecanismos de flexibilidad negociada del empleo y salarios y una intensificación de los procesos de destrucción de empleo como principal mecanismo de ajuste del mercado de trabajo. 

Sin abandonar el capitulo de las recomendaciones referidas al mercado de trabajo, sugerimos leer el apartado 17 donde se abocan todos los tópicos posibles sobre el mercado de trabajo español para terminar haciendo una valoración que nada se separa de la escuchada diariamente en las tertulias de nuestro país. Todo para acabar diciendo que los salarios no son suficientemente sensibles a la muy elevada tasa de desempleo, obviando hasta que punto las causas de ello no están en el mercado de trabajo, sino en la estructura productiva de nuestro país y en las consecuencias que el colapso financiero y las políticas de ajuste fiscal han tenido en la masiva destrucción de empleo. 

Y para reforzar lo que llama el camino de la reforma laboral sugiere una reducción de la diferencia entre los niveles de protección de los contratos indefinidos y temporales – parece referirse sin citarlo al famoso contrato único sin causa ni control judicial-,  la eliminación de lo que llama la clausula de indexación de salarios – o sea los mecanismos de revisión o garantía sobre la pactado-. Y la modificación del sistema de negociación colectiva para pasar del modelo actual de eficacia general a otro de incorporación optativa de las empresas al convenio (clausulas opt-in). Y llegados a este punto es cuando uno llega a la conclusión que el desconocimiento de la delegación del FMI no es solo de la realidad económica española, sino también desconocimiento del marco constitucional y en concreto del artículo 37 de la CE referido a la fuerza vinculante de los convenios. 

Por supuesto la ortodoxia llega al tópico de plantear una revisión de las prestaciones y subsidios de desempleo y de su eficiencia en el incentivo para la búsqueda de empleo. Aquí la ignorancia incluye el desconocimiento de la existencia de un 35% de desempleados, más de 1,5 millones de parados que no reciben ningún tipo de prestación. 
  
Que no todo es ortodoxia ideológica lo demuestra algún otro detalle. Por ejemplo que cuando cita los logros de las reformas del Gobierno se incluye la eliminación el déficit de tarifa eléctrico. Esta claro que en este aspecto alguien les ha vendido un Biscuter como si fuera un Ferrari. 

En resumen, nos encontramos con un Informe que en los aspectos vinculados a reformas estructurales combina, como suele ser habitual, un desconocimiento de la realidad sobre la que se aconseja con un elevado grado de apriorismo ideológico.   

De hecho no son dos cosas diferentes, sino dos caras de la misma moneda, el fundamentalismo teológico en que se han instalado algunos requiere del desconocimiento o falseamiento de la realidad para poder imponerse en el terreno de las políticas. 


De momento dejamos para otra ocasión las recomendaciones del FMI en los apartados referidos a consolidación fiscal, evolución del déficit i la deuda y plazos para conseguir la consolidación fiscal

1 comentari:

Anònim ha dit...

Hola Coscu.
Perdona que t'ho escrigui aquí, doncs aquest comentari no te a veure en concret sobre l'FMI ni el rescat, però no sé a on dirigir-me.
M'agradaría saber perquè quan clico els articles sota el titular "què en pensa el coscu", no surt res. És alguna errada del sistema o només son titulars?

Publica un comentari a l'entrada